En 2015 el sector palmero debe estar certificado RSPO

fedepalma

La sostenibilidad es una palabra que tendrán que comenzar a tener en su “diccionario” los palmeros del territorio nacional, pues tendrá especial importancia en poco tiempo a la hora de comercializar el aceite que será materia prima para la elaboración de alimentos y otros productos industriales.

En pocas palabras, los cultivos deben ser sostenibles, pues los ataques que ha tenido el cultivo en el contexto internacional corresponden a su impacto social y ambiental. Es decir, ya se tienen problemas.

En consecuencia, y según lo manifestó Jens Mesa Dishington, presidente ejecutivo de la Federación Nacional de Cultivadores de Palma, Fedepalma, en la instalación de la XI Reunión Técnica Nacional de Palma de Aceite, “dos terceras partes de los aceites de palma demandados por la industria de alimentos y otros productos de consumo masivo estarán exigiendo para la compra de los mismos su certificación como sostenibles en 2015”.

Para el vocero del sector palmero, Colombia como primer productor de aceites de palma de Latinoamérica y el cuarto en el mundo, “debe marchar de acuerdo a las directrices que da el mercado y por ello, todos los productores deben certificar sus aceites como sostenibles, lo antes posible”.

Mesa Dishington recalcó que quienes no se certifiquen RSPO “muy seguramente tendrán dificultades para colocar sus aceites tanto en el mercado local como internacional”.

La meta

Según Mesa Dishington, Fedepalma propone que esa certificación la tengan sus afiliados en 2015, lo que cobijaría el 85% de la producción de aceite de palma del país. 

Se trata, de acuerdo con el directivo, de implementar el desarrollo de prácticas ambientales responsables hasta llegar a adquirir el certificado RSPO (Mesa redonda sobre aceite de palma sostenible). 

Anuncios